el cine de mi casa
Junio - Septiembre 2017

 

Robert Mitchum En agosto de este año Robert Mitchum habría cumplido 100 años. Fue uno de los grandes actores del cine norteamericano, y también uno de los míticos “chicos malos” de Hollywood (tanto fuera como dentro de la pantalla), con una carrera que consiguió salir airosa de muchos escándalos, y en la que no faltaron numerosas peleas, en ocasiones a puñetazos, con productores y directores de los grandes estudios de Hollywood. Algo que posiblemente tuvo que ver en el hecho de que nunca llegara a ganar un Óscar. En su recuerdo se programan siete de sus películas, entre las que no podían faltar en las que Mitchum realizó dos de sus más recordadas e inquietantes interpretaciones: la del predicador asesino de La noche del cazador, y la de Max Cady, el exconvicto deseoso de venganza de El cabo del terror.

El rock en el cine

 

Desde prácticamente su nacimiento oficial, con aquel Rock around the clock de Bill Halley que sonaba en Semilla de maldad (1955), la música rock siempre ha estado bien presente en el cine. No sólo como acompañamiento musical, sino dando lugar a buen número de obras de ficción como El fantasma del Paraíso o La rosa, y documentales de todo tipo que mostraban la trastienda del género y sus intérpretes, y entre los que ocupan un lugar destacado títulos míticos como Woodstock, Dont look back o El último vals, que son algunos de los que se podrán ver en la programación de este verano.

Noche de comedia Este verano repescamos varias comedías clásicas, cuya ironía y humor siguen deleitando a los espectadores. Comedias como La extraña pareja, con los maravillos Walter Matthau y Jack Lemmon, Uno, dos, tres, una de las grandes películas del maestro Billy Wilder, con un James Cagney convertido en directivo de la Coca-Cola en el Berlín de la Guerra Fría, o El mundo está loco, loco, loco, loco, el homenaje de Stanley Kramer a la comedia clásica norteamericana, en la que aparecen, a veces de manera más que fugaz, un impresionante número de actores cómicos.
Françoise Dorléac En junio de este año se cumplen 50 años del fallecimiento de Françoise Dorléac en un trágico accidente de circulación. Tenía 25 años y fue una de las musas del cine francés. Trabajó con René Clair, Jacques Demy, François Truffaut y Roman Polanski, entre otros, realizando veinte películas en apenas siete años. En su recuerdo se programan dos de ellas: La piel suave, la crónica de un adulterio con final trágico dirigido por Truffaut, y el musical Las señoritas de Rochefort, en el que a las órdenes de Jacques Demy, compartía reparto con su hermana, Catherine Deneuve.
John Huston Hace treinta años fallecía uno de los grandes directores de cine, John Huston. Este polifacético director norteamericano, antes de convertirse en cineasta, realizó las tareas más diversas: boxeador, periodista, pintor bohemio en París, teniente de caballería en México, escritor de relatos sobre hípica y boxeo, además de actor hasta los últimos años de su vida. Por ello no es de extrañar que el gran Orson Welles dijera de él que "la obra de Huston no es tan interesante como su propia vida" En su recuerdo se proyecta Fat City, ciudad dorada, centrada en el mundo del boxeo y en la que Huston retrata un mundo de perdedores en busca de su última tabla de salvación.
Cine musical Aunque la época dorada hace tiempo que quedó atrás, el cine musical sigue vivo, y cada cierto tiempo alguna película le devuelve al primer plano. Es el caso de La ciudad de las estrellas (La La Land), un éxito arrollador de público y crítica, que se proyecta el mes de julio. Aprovechando la ocasión, recordamos varios títulos más, algunos de reciente factura, como Amanece en Edimburgo, y otros sobradamente conocidos como Jesucristo Superstar o Hair.

 

El sueño eterno

 

En la programación también hay lugar para recodar a algunas de las figuras del cine que estos meses atrás nos han dejado, como es el caso de la gran Jeanne Moreau, a la que recordamos con  Ascensor para el cadalso, así como Sam Shepard, dramaturgo, escritor, guionista, músico y actor, quien bajo las órdenes de Mateo Gil interpretó a un Butch Cassidy anciano en Blackthorn (Sin destino). Recuerdo también de dos directores cuya carrera se desarrolló principalmente en el cine de terror y fantástico como George A. Romero y Tobe Hopper, de quienes se proyectan los títulos que les lanzaron a la fama y que figuran entre los clásicos del género, como La matanza de Texas y La noche de los muertos vivientes.

Karel Zeman

 

Fascinado por los desaforados universos imaginarios de Julio Verne, el animador checo Karel Zeman escribió algunas páginas de oro del cine fantástico europeo. Sus trabajos recogieron la herencia mágica de Georges Méliès y explotaron todas las posibilidades visionarias del medio en unos años en los que la revolución digital aún era cosa de ciencia-ficción. (Jordi Costa)

 

En septiembre nos adentramos en la obra de este director con dos de sus mejores películas, recientemente restauradas: Vynález zkázy (Una invención diabólica, 1958) y El barón fantástico (1961).

© 2014-2017 El Quinto Hombre